¿Sabes cómo afrontar y aprovechar la crisis que viene? Desde hace tiempo, muchos economistas avisan de que la última crisis no se resolvió correctamente, y que pronto llegará una ralentización o nueva recesión de la economía.

La gran crisis mundial que empezó en 2007 llegó sin avisar y la mayoría no estábamos preparados. Tenemos la “suerte” de que esta vez nos están avisando con tiempo, y sí tenemos esta posibilidad.

¿Cómo hacerlo?

A nivel personal y profesional, esto pasa por formarte (prepararte), cuanto antes mejor, en 3 ámbitos estratégicos muy concretos. Y mejor ahora que dentro de un año.

Cuando estemos en plena crisis tu tendrás demasiado trabajo intentando sobrevivir, y es probable que tu actual empresa también y reduzca la inversión en formación. Es lo que pasó a partir de 2007.

Será demasiado tarde.

En nuestra empresa estamos especializados en las nuevas tendencias de excelencia operacional y en selección de ingenieros y directivos, y estamos en contacto diario con algunas de las mejores empresas, principalmente en el sector industrial.

Desde esta experiencia, mi recomendación es que te formes, en general, en metodologías de mejora continua y de gestión de equipos, porque es lo que más preocupa a estas empresas y ya es un sí o sí en la selección de cualquier perfil de dirección industrial.

Pero, sobre todo, que te centres en tres ámbitos que están revolucionando la manera de entender la industria, principalmente en Europa. Es lo que te diferenciará del resto.

Operaciones ágiles:

¿Compras en Amazon? ¿Te has acostumbrado a pedir un producto hoy y recibirlo mañana? ¿Les comprarías si el plazo de entrega fuera varias semanas?

Uno de los resultados de la crisis ha sido que los fabricantes se han acostumbrado a trabajar sin stocks, y que, por el contrario, los clientes cada vez tienen menos paciencia y, cuando toman la decisión de compra, quieren el producto ya. En muchos sectores, el plazo de entrega ya es más importante que el precio.

En este nuevo contexto, triunfarán las empresas que sean capaces de responder más rápido a sus clientes. Y si son mucho más rápidos que la competencia, se comerán el mercado.

Las empresas que lo han entendido están buscando expertos en operaciones ágiles, o formando a sus directivos en Agile, gestión ágil de proyectos y QRM.

Fabricación a medida:

Relacionado con lo anterior, otra gran tendencia es que los clientes quieren productos a medida, que se adapten perfectamente a sus necesidades.

Y si antes estaban dispuestos a esperar algún tiempo, entendiendo que si el producto no era estándar no estaría en stock y por tanto hay que fabricarlo y eso lleva un tiempo, ahora ya no es así.

En el caso de algunas empresas y sectores (fabricantes de maquinaria, subcontratación del metal, pero también textil, hábitat, etc.) toda o casi toda su producción es a medida, y han tenido que desarrollar nuevas estrategias para fabricar a medida igual de rápido que cuando fabricaban productos estándar contra stock.

También ha sido la manera en que muchas empresas europeas han podido competir con la competencia de los países emergentes, más enfocada a producir en serie.

Se puede hacer, ese no es el problema, pero necesitan hacer las cosas de manera diferente a cómo estaban acostumbrados, y encontrar a los profesionales correctos, sin los cuales es imposible realizar esta transformación.

Servant leadership:

¿Eres millenial? ¿O has oído hablar de que los millenials enfocan la relación con las empresas de manera diferente? Ya no trabajan PARA la empresa, sino CON la empresa. Consideran la empresa un proyecto; cuando se acaba el proyecto, buscan otro y se van.

Para los profesionales habituados a trabajar por proyectos, que cada vez son más, sean o no millenials, el liderazgo clásico, de yo ordeno y tu obedeces porque sí, porque soy tu jefe, ya no funciona.

Lo que funciona es el liderazgo de soporte, en el que tu papel es el de facilitador, de asesor.

Los profesionales de todas las edades están cada vez mejor preparados y si quieres obtener lo mejor de ellos debes ser capaz de darles autonomía, de delegar de verdad, definir unos objetivos claros, y dejar que sean ellos los que propongan e implementen las mejoras.

Formarte en comunicación eficaz, coaching, resolución de conflictos, gestión del estrés, gestión de las emociones… te ayudará a conseguirlo con éxito.

En resumen, las empresas que estarán mejor situadas para afrontar los retos de este siglo serán las que sean capaces de implementar correctamente este tipo de metodologías: agilidad, fabricación a medida, liderazgo de soporte, equipos autogestionados…

Pero sólo lo podrán hacer si tienen en su equipo a los profesionales correctos.

Para conseguirlo, o formarán a sus actuales colaboradores, o los contratarán.

Y resulta que actualmente aún hay pocos profesionales especializados en ellas; lo sabemos, te recuerdo que nuestro trabajo es buscarlos, 😉

Esta es tu gran oportunidad.

Si tú eres uno/a de estos profesionales capaces de hacerlo y te están buscando, eres tú el que eliges en que empresa trabajarás, y en qué condiciones.

Y tal vez ya te lo habrás imaginado, pero da gusto trabajar en las empresas que conozco que han apostado por ser ágiles y por el crecimiento personal de sus profesionales. El ambiente es mejor, hay menos estrés, y se percibe la ilusión en un proyecto común.

Cómo siempre, ¡me gustaría saber tu opinión!

Artículo de Jordi Zambrana, Business Developer de QRM Institute